Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias

Historias de reintegración

Holman, el excombatiente que hoy trabaja por las víctimas

​Participación en reciente evento simbólico ‘La reconciliación se toma la comuna 10 de Neiva’, organizado por la Agencia Colombiana para la Reintegración. / Foto: Comunicaciones ACR.

Neiva , 20/12/2016

"Dejar las armas fue la mejor decisión que pude haber tomado en mi vida", cuenta Holman, excombatiente de las Farc que decidió abrazar un estilo de vida en paz apoyado por la Agencia Colombiana para la Reintegración y quien actualmente es el enlace municipal de víctimas en el municipio de Campoalegre (Huila). 

Nacido en la capital arrocera del Huila, como se conoce el municipio de Campoalegre, y a punto de llegar a sus 50 años de edad, Holman Medina ha logrado lo que, según él, siempre había soñado.  Luego de pertenecer por más de una década a las Farc, descubrió que el amor por la familia es más grande que cualquier ideal ya sea propio o infundado. 

Cuenta que lo único bueno que le trajo su vida como subversivo, fue el haber conocido a una gran mujer: su esposa, con quien hoy tiene una hija.  El deseo de poder vivir en paz con su familia, conformar un hogar y permanecer en la legalidad, se convirtieron para Holman en su más fuerte motivo para abandonar las filas de las Farc. 

Es así como el dicho "nadie es profeta en su tierra", no cobró realidad para Holman, pues tras dejar este grupo armado ilegal, no dudó en retornar a la tierra que lo vio nacer, trayendo consigo una maleta con un par de prendas de vestir, un pasado que decidió dejar en el olvido, y el sueño de poder trabajar para la comunidad víctima del conflicto armado. 

"No fue fácil lograr lo que hasta ahora he hecho.  El camino para llegar a representar a las víctimas, velar por sus derechos y trabajar por la paz, ha tenido muchos tropiezos, pero lo he logrado", narra Holman, al recordar que ha sido muchas veces estigmatizado y rechazado por haber pertenecido a un grupo armado, pero esto nunca fue motivo para desistir de sus propósitos.  

Poco a poco fue golpeando puertas, habló con muchas personas y empezó a ganarse la confianza de líderes de la comunidad.  Su experiencia en la guerra le permitió sensibilizarse sobre las afectaciones que produce, y el daño que ocasiona a la gente.  Por ello, empezó a trabajar con representantes de las víctimas, ofreciendo ayuda voluntaria en la Asociación Semillas de Paz y Reconciliación y ganándose un lugar dentro de la organización de víctimas del municipio. 

Allí, ha conseguido entablar buenas amistades, algunas de ellas víctimas del conflicto armado, y con quienes ha trabajado de la mano para garantizar sus derechos.  

Hoy Holman, es el actual enlace municipal de víctimas de Campoalegre. Cuenta que ha logrado quitarse de su frente el rótulo de 'desmovilizado',  es una persona trabajadora que entiende que la guerra no es el camino, y encontró en la reconciliación un estilo de vida. 

"Es muy importante demostrarle a la sociedad que estamos trabajando por la paz y que nuestro sueño es lograr ser vistos por la sociedad como ciudadanos de bien", concluye Holman, quien ha participado en diferentes escenarios académicos y sociales, ofreciendo su testimonio para sensibilizar a las personas y cambiar el concepto que la sociedad tiene sobre las personas desmovilizadas. 

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas