Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias

Escenarios de reconstrucción de paz y reintegración

Reconstruyendo sueños en el campo

​Personas en proceso de reintegración reconstruyen sus sueños y le apuestan al campo. / Foto: Comunicaciones ACR. 

Pueblo Rico , 21/11/2016

La Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), en alianza con el SENA,  llevó a cabo el curso de emprendimiento básico y mantenimiento de cultivos en el resguardo unificado Embera Chami del Río San Juan, en donde personas desmovilizadas en proceso de reintegración se capacitaron en formación agrícola.

Con el propósito de fortalecer las capacidades productivas de personas en proceso de reintegración y las comunidades, la ACR, con el apoyo del SENA, unió esfuerzos para el desarrollo de un curso de emprendimiento enfocado al mantenimiento de cultivos perennes, es decir que viven durante varias temporadas, y que son propios de la región y su transformación, como un valor agregado a su economía.

En medio de montañas, a una hora del municipio de Pueblo Rico, el resguardo del Río San Juan, ubicado en la comunidad de Bakori, acogió durante tres meses a 10 personas en proceso de reintegración, que se beneficiaron con esta iniciativa y recibieron 400 horas de formación técnica y de emprendimiento con productos como el lulo, el cacao, el banano bocadillo y el borojó.

"No se trata de solo producir la fruta en todo el municipio. La idea con el curso, es que aparte de sacar un producto de primera calidad, los productos de segunda, que no pueden ser comercializados a buen precio, se puedan transformar y generar nuevos productos que puedan ser comercializados con costos competitivos", explicó el profesional reintegrador Cristian Castaño Pineda, encargado del proyecto de la ACR en el Eje Cafetero.

Por otra parte, Clara Milena Jaramillo, agrónoma especialista en gerencia de proyectos e instructora del SENA, manifestó la importancia de este tipo de aprendizajes para las personas, sus familias y la comunidad en general, ya que existen muchos cultivos, como es el caso del lulo, el cual se pierde o son comprados por intermediarios a bajos precios y no generan una rentabilidad para los agricultores y trabajadores de estas tierras.

Dentro de los derivados de las frutas producidas, aprendieron a sacar licor del cacao con el mucílago de las semillas, chocolatinas, mermelada de lulo, arequipe de borojó y una bebida similar al café extraída de las semillas del borojó.

Así mismo, la agrónoma del SENA expresó alegre, que esta experiencia con población indígena desmovilizada "ha sido muy enriquecedora porque son personas muy juiciosas, interesadas en lo que le veníamos a mostrar y enseñar. Siempre quieren ir mas allá y a uno como instructor lo motiva a traer cosas nuevas e innovar".

Para el 2017, se busca afianzar este proceso de producción, administración y asociatividad, con la comercialización de los productos y sus derivados, así como la conformación de una micro empresa que favorezca a la economía de las familias.

Durante el proceso se vieron beneficiadas dos personas en proceso de reintegración a las cuales se les fortaleció su unidad productiva, con recursos del programa del SENA, Jóvenes Emprendedores. 

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas