Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias

ACR en los territorios

Grupos indígenas firman pacto de convivencia

Archivo​

Antioquia , 21/09/2016

Mientras los niños se divierten, los adultos de las comunidades indígenas de Nusidó (Alto de Musinga) y Llano Río Verde (Curadiente), las cuales pertenecen al Resguardo de Nusidó del municipio de Frontino-occidente antioqueño, firman el pacto de convivencia en el municipio de Forntino-Antioquia.

En el marco de las intervenciones comunitarias en el municipio de Frontino, occidente antioqueño, la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), realizó el pacto de convivencia con las comunidades indígenas de Embera Chami Vereda Musinga comunidad de Nusido y Vereda curadiente Comunidad de Rio Verde, que apunta al fortalecimiento del plan de vida de las comunidades indígenas.

Este pacto cultural es el compromiso personal y colectivo para vivir mejor puesto que se identifican problemas y dificultades y se formulan compromisos colectivos con el fin de ser cumplidos.

Así mismo, durante esta jornada, se trabajó con las comunidades para fortalecer en modelos de reintegración en todos sus procesos culturales, sociales de gobierno e internos.

A la par mientras se construía el pacto de convivencia, los niños pudieron gozar de una tarde recreativa gracias a la ayuda de la policía comunitaria quienes realizaron diferentes actividades lúdicas y pedagógicas con inflables, juegos y talleres sobre prevención de violencia.

Durante los diferentes encuentros, se han tratado temas como memoria histórica, necesidades de la comunidad, pacto de convivencia, derechos de los pueblos indígenas, reconstrucción del tejido social, cosmovisión indígena, ley de origen, rescate de la cultura, costumbres y tradiciones entre otros.

Este proyecto se desarrolla en el marco de la alianza entre la OIM (Organización Internacional para las Migraciones) y la ACR, y tiene una duración de 6 meses (inició en junio de este año); con el objetivo de iniciar un proceso de fortalecimiento comunitario que favorezca la construcción de espacios de reconciliación y contribuya a las garantías de no repetición y reparación colectiva de los daños causados por el conflicto armado. 

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas