Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias

Iniciativas de arte para la paz

Las mujeres le ponen color a la reconciliación

​Comunicaciones ACR

Bogotá , 19/08/2016

En Bogotá se llevó a cabo el segundo encuentro de ‘Mujeres constructoras de paz’, una iniciativa que a través del arte reúne en un mismo espacio a mujeres víctimas del conflicto, líderes comunitarias y excombatientes en proceso de reintegración.

Este proyecto que se está llevando a cabo en Santa Fe de Antioquia, Palmira y Bogotá, cuenta con el apoyo de la OIM, USAID y el Museo Casa de la Memoria de Medellín; y tiene como objetivo principal promover capacidades de liderazgo en las mujeres a través de tres ejes: memoria, reconciliación y construcción de Cultura de Paz.

Para Carlos Castro, subdirector territorial (E), estos encuentros promueven la convivencia y la construcción de memoria colectiva: “este es un proyecto de reintegración comunitaria en el que preparamos a las mujeres para que tengan  herramientas de liderazgo y logren replicar esto en sus comunidades posibilitando la construcción de paz y reconciliación en los territorios”.

La iniciativa ‘Mujeres constructoras de paz’ vincula a profesionales de la Agencia Colombiana para la Reintegración ACR con el objetivo de dejar capacidades instaladas, transferir el conocimiento e implementar las metodologías en su ejercicio misional. Por cada lugar priorizado para este proyecto se realizarán 5 encuentros de los cuales saldrán tres productos: un manual físico para replicar en las comunidades, un proyecto comunitario y una muestra expositiva.

Procesos de resignificación

Con una actividad basada en ‘Las viejitas de las sombrillas’, un cuento del escritor cubano Manuel Cofiño en el que el amarillo evoca la memoria, el rojo la imaginación, el blanco el florecimiento, el violeta la sanación, el rosado los vínculos, el verde la enseñanza y el naranja el cuidado por la naturaleza, las protagonistas de este proyecto utilizaron sombrillas de distintos colores para resignificar sus procesos y tejer puentes de reconciliación.

A Clara Inés Albarracín, líder comunitaria y directora de la Fundación Manos Creadoras, le correspondió el color naranja y mientras pintaba círculos sobre la tela afirmó “Nuestra sombrilla representa el cuidado de la naturaleza y en ella queremos palpar lo que nos han enseñado los excombatientes, ellos nos han enseñado a cuidar los recursos naturales, a cuidar el agua y las hojas de los árboles, este es un mensaje que todos debemos aprovechar”.

Posteriormente, cada una de las mujeres entregó al fuego sus dolores, sus miedos, sus heridas y sus duelos quemando de manera simbólica el pasado que quieren sanar. En el encuentro también hubo lugar para el canto, y tras abrazos, llantos y risas, entonaron la canción de la cantautora colombiana Marta Gómez ‘Para la guerra nada’. 

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas