Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias

Camino hacia la paz

Empresas nacionales conocen proceso de reintegración en el departamento del Meta

​Durante el recorrido por el Meta los representantes de las empresas estuvieron en Villavicencio, Acacias y El Dorado conversando con personas en proceso de reintegración.

Villavicencio , 02/08/2016

Racafé, Alquería, Nutresa, Corporación Mundial de la Mujer, Camino a Santiago, y Gran Tierra Energy; buscan alternativas para emplear y capacitar a quienes hicieron parte de grupos armados ilegales. 

El sector empresarial juega un papel muy importante en el proceso de reintegración de excombatientes, y ellos lo reconocen, por eso aceptaron la invitación de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), de comprender la ruta de reintegración a través de la experiencia.

En tal sentido, representantes de diferentes empresas colombianas hablaron con desmovilizados, conocieron empresas y proyectos productivos de personas en proceso de reintegración, y con esto esperan identificar las líneas de acción para sumarse al proceso de construcción de paz. 

"Haberle puesto rostro al proceso de reintegración y ver que los desmovilizados son personas como uno, hace más fácil el ejercicio de reconciliación. Con esta experiencia nos animamos a darle la mano a quienes por circunstancias muy complicadas terminaron en grupos armados, nos desligamos de las cifras y a cambio nos reconocemos como humanos", expresó Hernán Vergara de Racafé, compañía colombiana con más de 60 años en el negocio cafetero, y uno de los mayores exportadores de café. 

La ACR busca garantizar al desmovilizado una reincorporación íntegra en la sociedad, mediante sus ocho dimensiones: personal, familiar, salud, educativa, ciudadanía seguridad, productiva y habitabilidad. 

A nivel nacional, 650 empresas nacionales le han apostado a los temas de paz con la ACR, y en el departamento del Meta más de 20 empresas se han vinculado. Así lo dio a conocer Juan Carlos Silva, coordinador de la ACR en Meta y Orinoquia. 

"Tener la oportunidad de conocer en terreno el trabajo de la ACR, más que bonito fue una experiencia necesaria. Estoy confiada en que las personas merecen una segunda oportunidad y para esto es fundamental la responsabilidad social del sector privado, y una buena articulación de instituciones a nivel nacional y regional", dijo Susana Loaiza Zuluaga, de Gran Tierra Energy. 

La estigmatización 

Uno de los mayores problemas que ven los representantes de las diferentes empresas respecto al tema laboral son los prejuicios que las personas tienen con los desmovilizados, todos coinciden en que la estigmatización es una barrera que se tiene que vencer para garantizar la correcta vinculación al mundo laboral de quienes se reintegran a la vida civil. 

"Tras la firma de los acuerdos de paz en La Habana, es importante que la sociedad y el Estado cambien los estereotipos y estigmas que se tienen frente a estas personas", dijo Fernando Padilla, de Alquería, quien también agregó que "luego de hablar con un hombre que se desmovilizó hace poco, entendí que la paz está en cada uno de nosotros, y es nuestra responsabilidad sacar adelante este proyecto de construcción de paz y reconciliación desde el punto de vista empresarial y también como colombianos". 

Experiencias 

"Fue profundamente conmovedor encontrar a una mamá exguerrillera enternecida con su hijo, eso me despertó mucho sentimiento, al igual que ver jóvenes comprometidos con su futuro y el del país, nadie se imaginaría que hace poco ellos hacían parte de las filas de los grupos armados ilegales. Entendí que hay sentimiento en todo el mundo y que no podemos estigmatizar, a cambio de eso debemos atacar las causas que llevaron a  estas personas a vincularse a estos grupos", Hernán Vergara. 

"Conocer la resiliencia del ser humano frente a las adversidades, y ver cómo están ávidas de formación y oportunidades fue lo que más me llamó la atención. A nivel personal fue una experiencia que me permite entender que estamos hablando entre colombianos y que tristemente es una guerra donde nos matamos entre hermanos", Susana Loaiza. 

"Ojalá pudiera describir con palabras esta experiencia; hago un llamado a la reflexión a las instituciones, organizaciones y ciudadanos a no negarle la oportunidad a un desmovilizado, y al contrario aportarle a la construcción de paz.  En este momento se me ocurren muchas ideas de cómo desde Alquería podríamos impactar positivamente, creo que más que brindar oportunidades laborales, la apuesta está en desarrollar un emprendimiento en alianza con la ACR para que las personas en proceso de reintegración puedan a partir de sus conocimientos, aportarle a sus zonas naturales, es decir, una de las ideas que se me ocurren es que se habrán programas de formación para que después ellos sean proveedores". Fernando Padilla 

"El panorama en el Meta es positivo, del total de personas en proceso de reintegración que laboran, 557 están en la informalidad y 984 en la formalidad" puntualizó Silva.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas