Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias

Historia de éxito

Oros, excombatiente y hoy enfermero en el Meta

​Comunicaciones ACR

Meta , 18/07/2016

El enfermero Orosman trabaja como jefe de su área en un reconocido centro de oftalmología en el departamento del Meta donde por su compromiso y alto desempeño se ha ganado el respeto de sus compañeros. 

Desde hace cuatro años, Oros, como le dicen sus colegas, se encarga del área de enfermería asistencial, prepara todos los equipos necesarios para una cirugía, orienta a las instrumentadoras, y tiene al día la documentación pertinente. 

"Todos los días me siento feliz por mi vida y mi trabajo, ni yo me la creo", dice Oros al hablar de su presente; sin embargo, su pasado es doloroso.  

"Fui reclutado menor de edad por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) mientras me bañaba con unos amigos de la cuadra a las afueras de Paz de Ariporo, en Casanare", cuenta Oros quien ya tiene 26 años. 

Después de ese día pasó mucho tiempo hasta que fue herido en combate y en una de las citas al hospital para su recuperación decidió desmovilizarse y no volver nunca más al grupo. 

"Para mi toda la guerra es el peor recuerdo, el solo hecho de dejar de estudiar, perder a mis amigos y no estar con mi familia ya es lo peor que me pudo haber pasado", expresó Oros. 

Tiempo después este enfermero se reencontró con su familia y supo que a los pocos días de ser reclutado por el grupo, sus padres fueron desplazados del municipio, y contó que un hermano menor ya había sido reclutado tiempo atrás por la misma agrupación.

"Mi familia es muy humilde, en ese entonces yo no podía estudiar todos los años porque realmente no había plata, entonces yo vendía tinto, me iba para la alcaldía, la gobernación, en todo lado ofrecía para poder llevar algo de dinero a mi casa", relató, Oros quien gracias a la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), pudo terminar sus estudios de primaria, bachillerato y educación superior. 

"Durante el tiempo de estudio siempre nos decían que teníamos que ser los mejores y no ser uno del montón, yo me tomé eso muy a pecho y por eso con esfuerzo y constancia he logrado parte de mis objetivos".

Para culminar su proceso de reintegración con la ACR, Oros debe realizar 80 horas de servicio social, trabajo que espera realizar capacitando a una comunidad en lo único que le apasiona, la salud.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas